Facebook Instagram Twitter Linkedin Youtube

Conozca las últimas
novedades

23.Feb.2021

Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos: conclusiones de la consulta pública

Durante diciembre y enero, la red argentina de Pacto Global de Naciones Unidas ha llevado a cabo una consulta pública sobre los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas.

Los resultados de las opiniones se encuentran sistematizados en el documento disponible. A modo de resumen, decidimos extraer un resumen de los principales hallazgos. Los mismos representan un insumo importante en el proceso de planificación de las actividades que la red argentina ofrecerá a sus participantes en el 2021.

Entre los avances más notables, existe consenso en que el progreso está dado por contar con un estándar común. Los participantes empresariales reconocen en que se ha ganado en una metodología, una mirada nueva de los riesgos y los impactos que generan las empresas. Se puede afirmar que “los derechos humanos ya no son más cuestiones ajenas a las empresas”.

En ese sentido, los consultados afirmaron que un aporte importante de la red local ha sido la generación de guías y prácticas que sirvieron de inspiración.

Si hemos ganado en información, sensibilización y divulgación, en que existen más actores sumándose a la agenda esto es por aporte de la Red Argentina del Pacto Global que se ha dedicado a socializar, federalizar, dar a conocer importantes documentos de organismos internacionales en el país.

En la última década, los consultados manifiestan que el Estado argentino ha avanzado de manera notoria en materia de legislación destinada a la promoción y protección de los derechos humanos. Que la agenda de derechos humanos y empresas ha incluido temas relevantes como la diversidad e inclusión laboral y la concienciación de la cadena de valor.

La presentación de reportes de sostenibilidad y comunicaciones de progreso que cubren aspectos de derechos humanos también es un avance en la última década. Ahora bien, los consultados coinciden en que “transversalizar es un enorme desafío, tanto de los derechos humanos como de la debida diligencia. Llevar el tema a las gerencias operativas es difícil, así como a la cadena de suministro.  Aún no se ha entendido el riesgo potencial y real de no gestionar apropiadamente a los derechos humanos”.

Existe un fuerte consenso en que se debe hacer un esfuerzo adicional, en que debemos llegar al corazón del negocio para incidir en el espacio de los negocios reales.

En materia de diálogo con los grupos de interes aún prevalece la unidireccionalidad en la visión de los impactos y riesgos. Es decir, que sólo se analiza desde la perspectiva de la empresa, y no desde la mirada de los impactados, de los sujetos de derechos.

Para superar estos obstáculos, se requiere más colaboración entre las empresas, el Estado y las Naciones Unidas. Generar esquemas de mayor articulación público-privado, evolucionar a una mejor calidad de relacionamiento entre los actores involucrados y contar con más espacios de intercambio de mejores prácticas y debates sobre estos desafíos.

El documento completo se encuentra disponible aquí.