En tus manos está
el poder de lo imposible

Las organizaciones que deseen participar en el Pacto Global deben completar el formulario correspondiente indicando el compromiso de la organización con el Pacto Global.

El formulario debe ser enviado a: flavio.fuertes@undp.org

ENTRE TODOS, HACEMOS EL PACTO GLOBAL

Conocé los principales testimonios de referentes de la iniciativa

Roberto Valent

Coordinador Residente
del Sistema de Naciones
Unidas en Argentina

Flavio Fuertes

Coordinador
de la Red Argentina 
del Pacto Global
de Naciones Unidas

El rol del sector privado en la reducción de la pobreza: conclusiones del evento paralelo organizado por el Pacto Global y la Red Argentina del Pacto Global, con el apoyo del PNUD Argentina.

 

“La pobreza es siempre multidimensional. La falta de acceso a energía, agua y saneamiento y al capital, son algunas de las dimensiones que afectan las posibilidades de las sociedades de elegir la vida que quieren vivir. Amartya Sen nos recuerda que el desarrollo humano es justamente la posibilidad de elegir la vida que queremos vivir y esa es la mayor coerción que puede tener cualquier ser humano. Por eso la agenda 2030 plantea una integralidad del desarrollo: económica, social y ambiental”. (2019) 

Claudio Moreno

Jefe de Responsbailidad Social Empresaria en TGN

Toda época presenta sus desafíos. La nuestra se ha caracterizado por hacer evidentes los problemas del desarrollo, las limitaciones de sus distintos enfoques y las dificultades que los países tienen para enfrentarlos.

“Toda época presenta sus desafíos. La nuestra se ha caracterizado por hacer evidentes los problemas del desarrollo, las limitaciones de sus distintos enfoques y las dificultades que los países tienen para enfrentarlos. En ese contexto es que el sector privado ha sido convocado por Naciones Unidas para hacer su contribución en la aplicación de un cuerpo de principios y normas destinadas a proteger la condición humana y al ser humano en su dignidad. Cómo interpretar situaciones relacionadas con los procesos de nuestras empresas, para luego problematizarlas bajo la mirada de los Principios Rectores de las Naciones Unidas fue nuestra fuente de ocupación en el Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos. Debimos integrar varios eslabones hasta alcanzar el actual nivel de comprensión. Tuvimos que desarrollar saberes específicos en materia de derechos humanos y ubicarnos en los procesos históricos para luego estar en condiciones de analizar riesgos e identificar posibles líneas de acción para mitigarlos. Aprendimos que el entramado de problemas subyacentes al desarrollo y sus complejidades requiere de mucha reflexión y del aprendizaje colaborativo. Creo que el grupo hizo un gran trabajo y logró vincular lo teórico y lo práctico, lo global y lo local. Tuvimos jornadas de actualización, compartimos casos y los analizamos, contribuimos con aportes metodológicos y guías para orientar nuestras prácticas. Esta experiencia es valiosa porque contribuye a que este incipiente campo profesional progrese en desarrollo de políticas corporativas de derechos humanos.”