Noticias desde NY > Novedades

Lise Kingo: El poder de los principios en tiempos inciertos

10 de febrero de 2017

“Me siento orgullosa de trabajar con empresas del Pacto Mundial de las Naciones Unidas que cumplen responsabilidades fundamentales en los ámbitos de los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción. Estos negocios responsables promulgan los mismos valores y principios dondequiera que tengan presencia, sabiendo que las buenas prácticas en un área no compensan el daño en otra. Durante los momentos de incertidumbre y cambio, estos mismos valores y principios ayudan a los líderes a orientarse y a tomar las decisiones correctas.”

“He sido recientemente tocada e inspirada por la audaz muestra de apoyo de los líderes de negocios, la academia y la sociedad civil, que han defendido los derechos humanos de los refugiados y los migrantes. Al hacer declaraciones públicas de apoyo a su personal, a las partes interesadas y a los clientes, están reflejando sus principios y valores básicos. Además, muchos están tomando medidas para los refugiados y los migrantes: creando empleos, ofreciendo vivienda, donando en su apoyo y ofreciendo compensación a aquellos que no pueden regresar a casa para trabajar.

Estas acciones confirman mi convicción de que los negocios son de hecho una fuerza para el bien.

Como empleadores, inversores, innovadores e influyentes, estos líderes tienen tanto una participación como un papel que desempeñar. La responsabilidad corporativa de respetar los derechos humanos incluye los principios transversales e internacionalmente reconocidos de no discriminación e igualdad.

Al mismo tiempo, simplemente, la inclusión es un buen negocio. La armonía entre las personas dentro de las comunidades y entre ellas apoya un entorno empresarial global abierto; y las compañías que valoran la diversidad de sus clientes, empleados, socios de negocios y actores de la comunidad superan a sus pares.

Este movimiento de negocios como una fuerza para el bien trasciende las fronteras, las cercas y las paredes. Ahora más que nunca, este es un tiempo para permanecer firmes en nuestros valores y principios universales.”

Lise