Sin categoría

¿Cómo pueden las bolsas de valores hacer crecer las finanzas verdes?

25 de julio de 2018

Confeccionado bajo el contexto de la iniciativa de Naciones Unidas de Bolsas de Valores Sostenibles (SSE, por sus siglas en inglés), la cual es una iniciativa conjunta de la UNCTAD, UN Global Compact, la Iniciativa de Finanzas de UNEP y los Principios de Inversión Responsable apoyados por la ONU. el presente documento habla sobre cómo las finanzas verdes y sostenibles ofrecen beneficios y oportunidades a las bolsas de valores. Los productos financieros verdes ya han sido introducidos en algunos mercados y han experimentado un crecimiento extraordinario, con índices de bonos verdes e índices de acciones verdes que superan sus puntos de referencia no verdes. Sin embargo, las finanzas verdes todavía se encuentran en su fase inicial: ya que en 2017 los valores verdes representaban solamente el 5% del valor total listado y sólo cerca del 0.2% de la emisión total de bonos a nivel mundial fueron bonos verdes etiquetados. Esto presenta oportunidades significativas de crecimiento para las bolsas de valores y para otros actores del mercado con un inherente potencial de crecimiento en ingresos, y en algunos mercados esto ha permitido a las bolsas mejorar su posición competitiva.

Meta 13.3*: Mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional sobre la mitigación del cambio climático, la adaptación, la reducción del impacto y la alerta temprana.

Retos

La promoción de productos verdes y el enverdecimiento de los mercados financieros traen consigo retos para las bolsas de valores. Esta guía examina algunos retos, obstáculos y barreras específicas, incluyendo: oferta insuficiente para satisfacer la demanda de inversionistas; liquidez insuficiente de productos verdes; confusión en la terminología (¿qué es verde?); límites en la capacidad operacional de las bolsas; barreras regulatorias; y poca disponibilidad de datos relevantes. Cada uno de estos retos ha sido enfrentado por alguna bolsa de valores o por algún otro actor del mercado de capitales, y las lecciones aprendidas pueden ayudar a otras bolsas. Además, no se espera que las bolsas de valores resuelvan todos estos retos de manera aislada. Las bolsas de valores necesitarán trabajar con otras partes involucradas en el mercado, incluyendo inversionistas, emisores, proveedores de índices, desarrolladores de estándares, reguladores y responsables de políticas. Estas otras partes interesadas en el mercado también podrían encontrar útil esta guía para entender mejor cómo sus propios planes de finanzas verdes se pueden alinear con su bolsa de valores.

Un Plan de Acción

El crecimiento de las finanzas verdes depende tanto de la promoción de productos financieros verdes como del enverdecimiento de los mercados financieros en general. Se ofrece un plan de acción de finanzas verdes para guiar a las bolsas de valores en la implementación de estrategias de finanzas verdes. Este plan de acción voluntario proporciona a las bolsas de valores una lista de 12 puntos de acción dentro de 4 áreas de acción. Puede ser usado como una herramienta de autoevaluación para identificar las áreas en donde las bolsas de valores pueden iniciar o expandir sus actividades relacionadas con finanzas verdes. Se proporcionan ejemplos reales en cada punto de acción para ayudar con su interpretación.

El plan de acción de finanzas verdes de SSE identifica dos principales áreas de acción sobre las cuales las bolsas de valores deben trabajar en paralelo. La primera es la promoción de productos y servicios verdes etiquetados, que ayuda a dirigir fondos hacia proyectos verdes y a emisores respetuosos con el medio ambiente (Área de Acción 1). La segunda implica cambios sistémicos y holísticos que apoyen una transición verde y aseguren la resiliencia del mercado a los impactos económicos del cambio climático (Área de Acción 2). Además de estas dos áreas de acción, la guía también identifica dos áreas de acción transversales que facilitarán los esfuerzos en las dos primeras áreas: fortalecer la calidad y disponibilidad de información relacionadas con cambio climático y medio ambiente, entre emisores e inversionistas (Área de Acción 3); y contribuir a incrementar el diálogo y la construcción de consensos sobre finanzas verdes entre participantes del mercado financiero (Área de Acción 4). A través de las cuatro áreas de acción planteadas, las asociaciones son clave.

Con el fin de apoyar a las bolsas de valores en una autoevaluación de su estado actual en relación a las finanzas verdes, y ayudarlas en el impulso de un plan propio, se ha desarrollado una lista para dicho
diagnóstico. La lista para el diagnóstico de Finanzas Verdes de SSE permite a las bolsas hacer un análisis comparativo sobre el apoyo actual con el que cuentan dentro de los mercados financieros verdes, y les ayuda a visualizar mejor cuáles son las áreas de acción donde se presentan mayores oportunidades.

Descargue el informe completo: ¿Cómo pueden las bolsas de valores hacer crecer las finanzas verdes?